ACCIÓN PREVENTIVA Y ESTABLECIMIENTO DE LA PAZ

Los Estados Miembros conceden importancia a la diplomacia preventiva y el establecimiento de la paz, considerándolos como los medios más económicos para prevenir posibles controversias, impedir que las que ya existen se conviertan en conflictos y controlar y resolver conflictos existentes.

El Secretario General continúa la labor encomendada por la Asamblea General y el Consejo de Seguridad de mantener los esfuerzos actuales y emprender nuevas acciones en este terreno. El Secretario General — a través de sus representantes y enviados especiales, y otros emisarios, en régimen de residentes o visitantes — participa activamente en la aplicación de estos mandatos políticos en varios países.

La diplomacia preventiva es objeto de un particular apoyo por parte de los Estados Miembros como medio de prevenir el sufrimiento humano y como alternativa a costosas operaciones político-militares para solucionar conflictos que ya han estallado. Aunque la diplomacia ha demostrado ser un buen medio para prevenir conflictos, la experiencia de las Naciones Unidas en los últimos años indica que diversas medidas pueden ejercer un efecto preventivo beneficioso: despliegue preventivo; desarme preventivo; acción humanitaria preventiva; y actividades preventivas para la consolidación de la paz, que con el consentimiento del Gobierno o Gobiernos afectados, pueden dar lugar a una amplia variedad de acciones en esferas relacionadas con la buena gobernabilidad, los derechos humanos y el desarrollo económico y social. Por este motivo, el Secretario General ha decidido que la actividad conocida como “diplomacia preventiva” pase a denominarse “acción preventiva”.

El Establecimiento de la paz hace referencia al uso de medios diplomáticos para persuadir a las partes en conflicto de que cesen sus hostilidades y negocien un arreglo pacífico de sus controversias. Como ocurre con la acción preventiva, las Naciones Unidas solamente pueden actuar si las partes en conflicto así lo deciden. El establecimiento de la paz excluye pues el uso de la fuerza contra una de las partes para poner fin a las hostilidades, actividad denominada en el lenguaje de las Naciones Unidas como “imposición de la paz”.

La responsabilidad principal de la acción preventiva y establecimiento de la paz recae en el Departamento de Asuntos Políticos (DAP) dirigido por el Secretario General Adjunto Kieran Prendergast.

Algunos ejemplos de medidas preventivas:
Diplomacia Preventiva / Establecimiento de la Paz

· Identificación de posibles zonas de crisis a través de la alerta temprana.

· Notificación oportuna y precisa al Secretario General.

· Buenos oficios del Secretario General.

· Mediación/Negociaciones

· Declaraciones públicas e informes del Secretario General

· Esclarecimiento de los hechos, misiones de buena voluntad y otras

· Orientación y apoyo político a representantes especiales y otros oficiales superiores designados por el Secretario General para realizar misiones especiales *

· Asociaciones con fondos y programas así como con otros organismos del sistema de las Naciones Unidas

· Apoyo a los órganos legislativos de las Naciones Unidas (Consejo de Seguridad, Asamblea General)

· Valor disuasorio de las sanciones

· Apoyo a las iniciativas de Curso II allí donde las Naciones Unidas no pueden desempeñar una función directa

Medidas Preventivas para Consolidación de la Paz

· Orientación y apoyo político a representantes especiales y otros oficiales superiores designados por el Secretario General para llevar a cabo misiones políticas y en especial, a oficinas para la consolidación de la paz

· Asociación con fondos y programas así como con otros organismos del sistema de las Naciones Unidas

· Asistencia electoral *, incluyendo asistencia y apoyo técnico de instituciones y procesos electorales nacionales

· Apoyo a los órganos legislativos de las Naciones Unidas

· Cooperación con organizaciones regionales

· Acercamiento * a ONGs & sociedad civil, medios de comunicación.